×

Categoría:

Fecha: 1 septiembre, 2011

Diatermia Capacitiva

Se denomina diatermia a las corrientes alternas de alta frecuencia (más de 100.000 Hz.), baja tensión y elevada intensidad, cuyo principal efecto es incrementar la temperatura en la zona tratada. Este tratamiento se emplea en distintos campos médicos y estéticos, en función de la frecuencia de aplicación. En estética, esta técnica aporta un aumento de la temperatura en el tejido adiposo y la masa muscular, sin producir el calentamiento de la piel. Dicho calor se produce en el interior de los tejidos y no en la superficie, ya que la temperatura crece según va aumentando la resistencia al paso de corriente.

Los aparatos de Diatermia permiten hacer circular una corriente de radiofrecuencia por el cuerpo humano. La corriente circula entre la placa activa de aplicación y la placa pasiva metálica masa. Ambas placas están aisladas del exterior por medio de un cable grueso blindado con conector de radiofrecuencia. Esta corriente tiene la propiedad de atravesar materiales aislantes. Así no sólo atraviesa el material que recubre el electrodo activo, sino que también penetra a través de las capas de grasa o las zonas poco irrigadas del cuerpo humano.

La corriente de Radiofrecuencia

Pero, ¿por qué una corriente de radiofrecuencia? Se utiliza este tipo de corriente porque consiste en un procedimiento de termoterapia por conversión de energía eléctrica que utiliza corrientes alternas de frecuencia muy elevada. Es por esta abundancia de cambios de polaridad de la corriente por segundo por los que una corriente eléctrica no es perjudicial para el cuerpo humano (en contraste con la peligrosidad de la baja frecuencia del alumbrado doméstico, por ejemplo). Como el calentamiento se produce en toda la extensión del circuito de tejidos comprendidos entre los electrodos, no importa la profundidad a la que se encuentren.

Efectos de la corriente

Por lo tanto, el primer efecto del paso de corriente de radiofrecuencia a través de todo tipo de tejidos es el aumento de temperatura. Este calentamiento aún siendo moderado tiene grandes efectos puesto que se produce en toda la masa viva. Sin embargo, no es comparable a un calentamiento “desde la superficie” como el que puede producir un baño caliente. La mayoría de reacciones en el seno de los tejidos se aceleran por la presencia de un campo eléctrico intensivo, como es el que se produce al aplicar la corriente de radiofrecuencia en un circuito en el que el cuerpo humano es el que actúa como resistencia. Los productos penetran más rápidamente gracias a la acción vasodilatadora que provoca el calor. Los tejidos absorben la energía de la corriente de radiofrecuencia selectivamente, produciéndose así un calentamiento selectivo de ciertos tejidos tales como la piel, la musculatura, el tejido adiposo, el tejido óseo, etc. La célula se equilibra eléctricamente. Y la temperatura aumenta. Por lo tanto, se activa el sistema de refrigeración corporal. Aún así cabe decir que el calentamiento superficial no es el determinante para elaborar un tratamiento.

Al propio tiempo de producir una elevación en el interior de los tejidos, se pone en marcha el sistema de refrigeración corporal al detectarse en ellos una elevación de temperatura. Este sistema de refrigeración por sangre permite disminuir la temperatura de los tejidos y aportar a esas células todas las sustancias que lleva la sangre. Por ello, conseguiremos una mejora de los tejidos en un número corto de tratamientos.

Efectos fisiológicos de la Diatermia Capacitiva

El efecto térmico de estas corrientes es la base de su utilización terapéutica y explica todos los efectos fisiológicos que se derivan de su aplicación:

• Efecto trófico: Produce un incremento de las reacciones metabólicas con aceleración de los intercambios bioquímicos. Estimulo metabólico y efecto regenerador sobre los tejidos.
• Vaso dilatación: Mediante una ligera hiperemia a nivel superficial, siendo más intensa a nivel profundo.
• Antiinflamatorio: Acelera la resolución de los procesos inflamatorios crónicos.
• Antiespasmódico: Favorece la relajación de la fibra muscular, por lo que está indicado como relajante muscular en caso de contracturas musculares de origen diverso.
• Analgésico: Disminución en dolores de origen bioquímico así como mecánicos y neurálgicos de forma indirecta por relajación muscular y eliminación de residuos metabólicos.
• Efecto antiálgico: Por activación hipofisaria, liberación de ACTH, que favorece la secreción de hidrocortisona. Hecho sumamente importante ya que da a conocer que la diatermia capacitiva es el único tratamiento en su tipo posible de utilizar tanto en columna vertebral como en cabeza.

Efectos reflejos a distancia

En otras palabras, los cambios biológicos más importantes que se experimentan a nivel interno con la corriente de diatermia capacitiva son:

1. Aumento notable del riego sanguíneo.
2. Aumento de la temperatura interna en varios grados, distribuidos en forma homogénea en la masa del tejido tratado.
3. Aumento de la tensión de oxígeno en la sangre.
4. Estimulación de las defensas naturales del organismo.
5. Reducción de la tensión de ácido carbónico.
6. Aumento local de los líquidos circulantes.
7. Disminución de la vida media de los catabolitos tóxicos, entre ellos los radicales libres.
8. Aumento de las defensas del organismo.
9. Aumento de la velocidad de las reacciones metabólicas.
10. Aumento de la velocidad de descomposición, absorción y asimilación de los productos como cremas, geles o ampollas introducidos, en el orden de 1 gramo/minuto.
11. Reconocimiento eléctrico de la zona donde existe una disfunción.
12. Activación linfática.
13. Equilibrio de la membrana celular.

Aplicaciones Estéticas

El uso del producto adecuado de acuerdo al tratamiento que se desee realizar, traerán como consecuencia un resultado bastante favorable. El equipo de diatermia nos permite realizar un abanico muy amplio de tratamientos sólo cambiando el producto. La corriente de diatermia transporta los principios activos del gel, de la crema o de la ampolla introducidos a mayor profundidad a causa de su efecto de vasodilatación. Esto significa que el efecto que la corriente ejercerá sobre los tejidos está íntimamente ligado al tipo de producto que se introduce junto a esta corriente. Por ejemplo: un gel reafirmante, tendrá un efector tensor o una crema anticelulítica tendrá un efecto anticelulítico mayor.

Otras aplicaciones del aparato de diatermia

El tratamiento del dolor
El calentamiento interno que produce la corriente de radiofrecuencia está indicado, entre otros, en casos como los siguientes:

• Rigidez muscular y articular.
• Dolores residuales.
• Dolores crónicos.
• Cicatrices dolorosas.
• Procesos crónicos con predominio de fibrosis o inelasticidad: cápsula, ligamentos, fascias.
• Rehabilitación, movilización, flexibilización, y potenciación.
• Espasticidad y contracturas musculares.
• Como vasodilatación, porque mejora la nutrición muscular, favorece la reabsorción de detritus, y mejora el metabolismo. También aumenta la nutrición del cartílago articular (post lesión y/o inmovilización) y flexibiliza las estructuras blandas.
• Utilización en infecciones y patologías respiratorias: otitis, sinusitis, asma bronquial, etc.
• Utilización en infecciones cutáneas aisladas.
• Utilización en el aparato cardiovascular: Enfermedad de Raynaud, Insuficiencia vascular periférica, Úlceras varicosas y úlceras por decúbito.
• Utilización en otros síndromes dolorosos: Neuralgia de origen herpético, Dolor de origen neurológico, Distrofia simpática refleja (causalgia), Neuroma de amputación doloroso, Odontalgias.
• Utilización en la neuralgia postherpética.
• Utilización en el dolor lumbar: Lumbalgia ciática.

Deja un comentario