×

Categoría:

Fecha: 4 noviembre, 2010

Cosméticos para tratamientos capilares y técnicas de aplicación

Vanessa Bernal Barneto, M ª Luisa Recio García y Charo Jiménez González

Un producto se llama tratante cuando sus efectos presentan las siguientes características:

- Endurecer el cabello, pues un cabello débil por cualquier causa no es sano, normal y es difícil de trabajar.
- Afinidad por la queratina, de modo que se integre al cabello de una manera íntima. Esta función debe hacerse sin envolverlo, es decir, que el producto no debe fijarse en la superficie, aunque deba incorporarse al cabello hasta el punto de identificarse con él.
- Jamás debe hacer pesado al cabello, por el contrario aligerarlo, fenómeno comprensible puesto que se debe conseguir el endurecimiento con su contracción, exactamente como un astringente que estrechase la piel.
- Facilitar el desenredo, sobre cabellos mojados y secos.
- No electrizar el cabello, y es más, impedir la tendencia que podría tener este de manera natural a electrizase.

Los cosméticos empleados en tratamientos estéticos capilares pueden ser:

- Champús específicos o de tratamiento.
- Lociones capilares de acción específica.
- Bálsamos y emulsiones fluidas.
- Mascarillas.
- Acondicionadores.
- Cremas revitalizantes.
- Peelings capilares.
- Cosméticos solares.

Champús de tratamiento
Estos champúes además de procurar la higiene del cabello y del cuero cabelludo, contienen principios activos que pretenden corregir las afecciones capilares. Su uso cómo cosméticos de tratamiento está muy extendido aunque su acción queda limitada por el escaso tiempo de contacto entre el cosmético y el cuero cabelludo. Se formulan eligiendo la base detergente adecuada al tipo de cabello y aquellos principios que actúen corrigiendo la afección que se trate. El resto .de los componentes aseguran una presentación agradable al usuario y una correcta conservación del producto.

Técnica de aplicación:

- Mojar bien todo el cabello y el cuero cabelludo. Aplicar el champú sobre todas las zonas del cuero cabelludo.
- El lavado lo efectuaremos con un masaje de frotaciones realizadas con las yemas de los dedos sobre todas las zonas de la cabeza.
- La frotación será siempre hacia abajo, sin enredar el cabello.
- En cabellos grasos las manipulaciones serán suaves, nunca enérgicas, para no estimular las glándulas sebáceas.
- En cabellos con caspa se pueden realizar maniobras de frotación profundas y también fricciones.
- En cabellos secos se recomienda maniobras de amasamiento digital sobre el cuero cabelludo.
- Normalmente se practica un primer lavado para efectuar la limpieza del cabello y cuero cabelludo.
- Se realiza un aclarado exhaustivo.
- Se hace una segunda aplicación del champú dejándolo actuar durante 5-10 minutos.
- Pasado el tiempo de exposición, se vuelve a aclarar con abundante agua tibia, frotando el cuero cabelludo con las yemas de los dedos a la vez que se van abriendo los mechones para que el agua llegue bien a todos los cabellos.

Insistiremos en el aclarado hasta que los cabellos se presenten “crujientes” al tacto.
- Los champús específicos suelen usarse dos veces por semana.

Lociones
Con esta denominación se encuentran en el mercado gran variedad de soluciones normalmente hidroalcohólicas o hidroalcoholicoglicéricas con distintos principios activos que proporcionan una acción específica para cada problema capilar.

Normalmente el grado alcohólico está comprendido entre 40° y 60°.
El alcohol etílico del vehículo o excipiente permite conseguir varias acciones:

- Un estímulo de la circulación periférica
- Un mayor aporte de nutrientes al bulbo como consecuencia de lpunto anterior.
- Acción antiséptica.

La glicerina u otros glicoles se añaden por su efecto emoliente, para evitar el desecamiento del cuero cabelludo. Se incluyen en una proporción del 2 al 5 %. El pH de las lociones suele ser neutro o ligeramente ácido.

Técnica de aplicación:

- Las lociones se aplican sobre el cuero cabelludo limpio y seco, o bien, después del lavado una vez eliminada la humedad con una toalla y desenredado el cabello.
- La aplicación se realiza bien gota a gota o bien con ayuda de un bastoncillo de algodón que se impregna en la loción y. se aplica sobre el cuero cabelludo. Abriendo rayas contiguas.
- La loción se reparte por toda la superficie a tratar con las yemas de los dedos.
- Después se realiza un masaje adaptado a la anomalía que tratemos, para ayudar a la penetración de los principios activos.

Bálsamos y emulsiones fluidas
Generalmente se utilizan después del lavado de cabeza para facilitar el desenredado del pelo. Entran por tanto en el campo del “acondicionamiento” del cabello. Se aplican sobre el cabello húmedo dejándolos actuar durante algunos minutos para después eliminar los mediante un aclarado.

Suelen ser emulsiones fluidas O/A que contienen derivados catiónicos de gran afinidad con la queratina, agentes filmógenos que envuelven el tallo capilar protegiéndolo y dándole volumen, sustancias grasas y humectantes.

Se utilizan para el cuidado de los cabellos secos y castigados.

Técnica de aplicación

- Una vez aclarado el champú quitar el exceso de humedad del cabello con una toalla.
- Depositar una dosis en una mano y extender la con las dos sobre medios y puntas.
- Aplicar un masaje con las yemas de los dedos sobre los tallos capilares en dirección a las puntas.
- -Repartir homogéneamente el cosmético con la ayuda de un peine de púas anchas y separadas.
- Dejar el tiempo de exposición recomendado por el fabricante (10-15 minutos)
- Durante el tiempo de exposición podemos utilizar el vaporizador.
- Aclarar el cabello frotando suavemente hacia abajo sin enredarlo.

Ampollas
Son pequeños recipientes herméticos de cristal, que contienen productos que requieren una dosis determinada o estar al vacío y esterilidad para su conservación. En esta forma presentan cosméticos de tratamientos diversos, generalmente en, forma de soluciones ya sean oleosas o hidroalcohólicas. Se aplican sobre el cuero cabelludo como las lociones.

Mascarillas
Son cosméticos que tradicionalmente se’ han utilizado para el cuidado del- cutis pasando en la actualidad al campo de los – tratamientos capilares. Las materias primas utilizadas para su fabricación son muy diversas pero las más empleadas son:
- Arcillas como caolín, bentonita, tierra de diatomeas
- Mucílagos como’ los derivados de la celulosa; gelatina, almidón o polímeros sintéticos.
- Ceras, parafina, alcoholes grasos, derivados de lanolina, siliconas y sustancias grasas en general
- Humectantes.

Con estas sustancias se formula la base de la mascarilla a la que se añaden productos específicos de carácter astringente, estimulante, emoliente, etc. Es importante resaltar que independientemente de la acción de los productos activos correspondientes, las mascarillas tienen un efecto “limpiador” al arrastrarlos restos de suciedad y detritus que se encuentran sobre la piel.

Las arcillosas son especialmente útiles para los cabellos grasos al absorber el exceso de sebo y las impurezas de la superficie cutánea. Para los cabellos secos y castigados se formulan mascarillas ricas en emolientes y productos de carácter oleoso, que tendrán acción protectora y acondicionadora.

Los productos activos utilizados suelen ser los mencionados para otros cosméticos de tratamiento.

Técnica de aplicación:

- Normalmente se aplica una capa gruesa sobre el cuero cabelludo limpio después del lavado y de eliminar el exceso de humedad.
- Se deja un tiempo de exposición (10 ó 15 minutos).
- Durante el tiempo de exposición podemos utilizar el vaporizador.
- Se aclara el cabello exhaustivamente, frotando suavemente y procurando no enredarlo.

Acondicionadores
Acondicionar el cabello significa dejarlo brillante, con cuerpo, suave; fácil de peinar y con tacto sedoso. Se formulan fundamentalmente para los cabellos secos y castigados por los agentes externos (sol, agua clorada…) o por tratamientos cosméticos inadecuados. Estos cabellos suelen presentar un aspecto mate y deslucido. Son cabellos porosos y frágiles con un tallo capilar muy deteriorado como consecuencia de las agresiones sufridas.

Esta función la pueden realizar:

- Enjuagues post-champú.
- Fijadores acondicionadores (laca, espuma y gomina).
- Lociones acondicionadoras.
- Bálsamos y cromas acondicionadoras.
- Mascarillas.

Recientemente han aparecido los champús-acondicionador productos llamados popularmente 2 en 1

Como productos activos se emplean:
- Lípidos o sustancias oleosas: dan brillo y lubrifican el tallo capilar. Como ejemplos citaremos los derivados de la lanolina, el aceite de jojoba, lecitina, siliconas, ceramidas, alcoholes grasos, etc.
- Sustancias catiónicas: presentan gran afinidad por el cabello y quedan fijados superficialmente consiguiendo una acción antiestática que permite manejar el cabello sin dificultad. Como ejemplos tenemos los amonios cuaternarios y polímeros catiónicos de origen sintético.
- Hidrolizados de proteínas: estos productos recubren el cabello formando una película protectora y voluminizadora. Los más empleados son los hidrolizados de colágeno, queratina, seda y caseína.

Técnica de aplicación:

La técnica de aplicación difiere de unos cosméticos a otros.
- Los enjuagues post-champú se aplican después del último aclarado, con el pelo aún húmedo, se dejan actuar unos minutos y después se eliminan con un aclarado.
- Los champús acondicionadores se aplican como un champú normal.
- Los fijadores se aplican normalmente.
- Las lociones, bálsamos, cremas y mascarillas se aplican después del lavado y aclarado, una vez retirado el exceso de humedad. Se extienden por toda la cabellera y se dejan actuar durante unos minutos y posteriormente se aclaran. En algunos casos puede emplearse el vaporizador conjuntamente.

Cremas revitalizantes
Su composición es similar a la de las emulsiones fluidas pero llevan una porción mayor de sustancias oleosas y tienen una mayor consistencia. Se utilizan para cabellos secos y castigados.

Técnica de aplicación:

La técnica de aplicación será como la de los bálsamos y emulsiones fluidas.

Exfoliantes o peelings
La finalidad de estos cosméticos es eliminar el ex-ceso de descamación de los cueros cabelludos con caspa, retirando los estratos más superficiales de la capa córnea.

Suelen presentarse en forma de gel o emulsión fluida. Como principios activos suelen emplear queratolíticos como el ácido salicílico, urea o azufre: También incorporan pequeñas cantidades de un tensioactivo para facilitar su posterior eliminación con agua.

Técnica de aplicación:

- Se aplican sobre el cuero cabelludo seco.
- Dividir la cabeza en cuatro partes. Con el peine se van trazando rayas de 1 cm y se va depositando el producto. A veces los productos llevan incorporado un aplicador para facilitar la operación. .
- A continuación se aplica un suave masaje con la yema de los dedos para mejorar su contacto con la piel.
- Se dejan actuar durante unos 10 minutos preferiblemente con el vaporizador.
- Después se aclaran con agua al tiempo que se ayuda con las yemas de los dedos a su total eliminación
- Lavado con champú específico.
Se suelen emplear una vez cada quince días.

Cosméticos solares
El sol, el agua salada del mar y la dorada de las piscinas son una agresión para el cabello. Lo resecan y decoloran. El cabello pierde flexibilidad y brillo y se vuelve áspero y quebradizo. Los daños son mayores sobre los cabellos secos, permanentados y teñidos.

Esta línea cosmética comprende:
• Cosméticos para antes y durante la exposición: se pulverizan o extienden sobre el cabello antes de la exposición solar. Contienen agentes emolientes y protectores como por ejemplo filtros U.V., aceites de silicona, ceramidas y aceites vegetales (soja, ricino…).
• Cosméticos para después de la exposición:
- Champús suave para eliminar los restos de sal o cloro que quedan sobre el cabello y aminorar el efecto que podría suponer un lavado con detergentes más fuertes.
- Celes y soluciones con agentes emolientes e hidratantes para aminorar el efecto de la exposición.

Deja un comentario