Bronceado con DHA

En los últimos años se ha producido un auténtico boom de los sistemas alternativos de bronceado con DHA (dihidroxiacetona, un derivado incoloro de la caña de azúcar). Es decir que el color que se obtiene es el resultado de la reacción del azúcar con la queratina de la piel. Por lo tanto, la DHA no es un tinte y el bronceado final no deja tonalidad naranja ni amarillenta.

La aplicación de la DHA sobre la piel por micropulverización resulta un método óptimo, ya que el bronceado comienza a verse desde el momento mismo de la aplicación y continúa subiendo de tono durante las 24 horas.

La duración del bronceado oscila entre los 4 y 7 días en función de la oxidación de las proteínas de los aminoácidos de la capa córnea de cada individuo, y desaparece progresivamente en forma natural.

Siendo que el color producido por la DHA no es debido a la absorción, no va a eliminarse por el lavado; pero sí va perdiendo la intensidad en forma gradual por la descamación del estrato córneo, que se produce naturalmente al cabo de 10 a 13 días.

Resumiendo, el bronceado que se obtiene es el resultado de la reacción del azúcar con la queratina de la piel.

Por lo tanto, la DHA no es un tinte, y el bronceado final (siempre que haya un buen vehículo) no deja tonalidad naranja ni amarillenta.

La DHA es una molécula muy grande, a la que le resulta imposible penetrar en las capas más profundas de la piel, lo que garantiza su inocuidad.

Esto confirma que actúa unicamente en la capa más superficial de la piel coloreando los aminoácidos.

Las diferentes constituciones de la piel explican el hecho de la diferencia de color a la hora de aplicar la pulverización con DHA.

Recomendaciones

Este sistema es ideal para todas la pieles, incluso las más claras que no suelen broncearse y que sólo se "queman” al sol.

Sirve especialmente para personas que no pueden tomar sol, luego de una depilación láser o bien para aquellos que tienen acontecimientos puntuales, como eventos o bodas, y no disponen del tiempo suficiente para lucir bronceados.

Cuando se realiza la aplicación debe haber una cobertura de las zonas pigmentadas y de las zonas con queratina (uñas, cejas y cabello, fundamentalmente cuando es claro o con canas), como así también deben cubrirse las zonas semimucosas.

No se aconseja la realización de actividad física ni el uso de ropa ajustada al cuerpo el mismo día que se realice el autobronceado, así como tampoco ducharse o practicar natación hasta pasadas 8 horas de su aplicación.

Cuando se concurra a las sesiones de bronceado sin sol la piel debe estar pulida, libre de cremas, maquillajes y perfumes.
La duración de una sesión facial no excederá los 2 minutos, y la corporal completa no más de 6 minutos.

La piel bronceada con DHA es mucho más suave y tersa.

Como cuidado posterior se aconseja el uso de una emulsión humectante siliconada con betacarotenos, para que la piel luzca resplandeciente.