×

Categoría:

Fecha: 9 abril, 2010

La presoterapia como terapia para trastornos de la menopausia

La presoterapia estimula la circulación sanguínea y activa el drenaje linfático. Estas son, precisamente, las dos acciones que convierten a esta terapia en una opción más que recomendable para tratar los desarreglos asociados a la menopausia.

Además de una de las etapas más importantes en la vida de cualquier mujer, la menopausia es también el fin de la fertilidad y el comienzo de un nuevo equilibrio hormonal que, en algunos casos, puede llegar acompañado de muchos trastornos. Los especialistas médicos han dedicado todos sus esfuerzos a evitar el deterioro físico asociado a esta etapa de la vida femenina y han diseñado programas concretos para el tratamiento de los diferentes trastornos producidos por los cambios hormonales.

En los últimos años, se han generalizado en el ámbito médico la utilización de tratamientos hormonales sustitutivos. Estos programas intentan evitar que se desarrollen enfermedades como la osteoporosis o que se agraven las insuficiencias musculares durante la menopausia. Sin embargo, dichos tratamientos tienen en la mayoría de los casos efectos secundarios, como el aumento de peso por la retención de líquidos en los intersticios celulares o la insuficiencia venosa en las extremidades inferiores.

Estas secuelas, así como otros trastornos asociados a la menopausia como la pérdida ósea, que repercute en la aparición de muchos problemas osteomusculares, son motivo de preocupación para la mayoría de las mujeres que se encuentran en ese periodo de su vida y quieren disfrutar al máximo de su madurez sin sufrir efectos secundarios.

El Papel de la Presoterapia

Hoy día los equipos de presoterapia están diseñados para tratar de forma eficaz las diferentes alteraciones orgánicas ligadas a la menopausia. La acción estimulante que realiza esta terapia, sobre todo en los sistemas de circulación sanguínea y linfática, soluciona muchos de estos trastornos y mejora la calidad de vida de la mujer madura. A modo de ejemplo se puede destacar como efecto beneficioso de esta terapia:

La disminución del riesgo de padecer trombisis venosa. Así como de sufrir las marcas nada estéticas que este trastorno ocasiona en las extremidades.

El equipo de presoterapia secuencial efectúa un masaje peristáltico en las extremidades y el abdomen para, por un lado, eliminar el excedente de líquidos acumulados y, por otro, estimular la circulación venosa superficial y profunda.

La estimulación del metabolismo en las estructuras óseas y cutáneas.

La presoterapia realiza una importante acción de drenaje sanguíneo y linfático que mejora considerablemente la calidad de los componentes óseos, reduciendo, por tanto, los rasgos de osteoporosis. El aparato proporciona el movimiento peristático y elimina los residuos del metabolismo. De igual forma, facilita la llegada de nutrientes hasta los huesos, mejorando la calidad de su estructura y evitando su deterioro prematuro.

La activación de la musculatura abdominal.

La edad y la falta de ejercicio físico, junto con los cambios hormonales y las algias posturales, atrofian las estructuras musculares. En la zona abdominal, el aparato de presoterapia actúa realizando un masaje abdómino-pélvico que favorece la irrigación de los músculos abdominales y pélvicos, facilitando su recuperación. Esta terapia también estimula el drenaje linfático de los colectores abdominales mejorando considerablemente la consistencia de los músculos.

Favorece la eliminación de los adipositos de grasa. Además de activar la circulación sanguínea y linfática, la presoterapia realiza una importante función en la eliminación de las toxinas que va a reducir la presencia de celulitis y va a favorecer la eliminación de los adipositos de grasa vinculados al sobrepeso y a los desequilibrios hormonales propios de la menopausia y de su etapa anterior.

Actuación en cabina

Los beneficios de la presoterapia en el tratamiento de todas las alteraciones vinculadas a la menopausia son un valor añadido para el equipo de presoterapia de la esteticista, la cual va a poder ofrecer un programa de sesiones personalizadas a las clientas de su cabina que se encuentran en esta etapa de la vida.

Para diseñar un programa de sesiones realmente efectivo, la profesional ha de considerar primero los aspectos tales como si su clienta está siguiendo un tratamiento hormonal sustitutivo, si está a dieta o si existe algún tipo de incompatibilidad que le prohíba someterse a este tipo de terapia.

Igualmente es importante planificar el número de sesiones que van a ser necesarias para tratar estos trastornos de la menopausia. Dicho número va a depender de la situación de la clienta y de la valoración que de dicho trastorno haya hecho primero su médico. Una vez comprobado que no existen riesgos asociados a la terapia, la programación de tres sesiones semanales al principio suelen ser suficiente, reduciendo la frecuencia hasta una sesión semanal en el periodod de mantenimiento.

El uso de la presoterapia, combinado con dietas que contribuyan a la eliminación de líquidos, va a optimizar también los resultados en los casos de sobrepeso y adipositos de agua.

Deja un comentario