Acupuntura facial

La acupuntura facial se ha convertido en un auténtico recurso en el ámbito de la medicina estética, sobre todo en los Estados Unidos, donde cada vez está siendo demandada por un mayor número de personas, en su mayoría mujeres, que buscan el cuidado de su imagen mediante esta técnica.

Apoyada en la visión holística que caracteriza a la Medicina Tradicional China, es aplicada a las pacientes que desean atrasar los signos del envejecimiento, pero que no quieren pasar por el quirófano o exponerse a inyecciones químicas de forma periódica.

Este uso de la acupuntura, se puede encontrar bajo nombres diversos, entre otros, rejuvenecimiento facial, lifting con acupuntura, acupuntura cosmética; no obstante los objetivos siempre están enfocados en la misma dirección: combatir las arrugas, reducir la tensión muscular que causa líneas de expresión poco agradables, así como problemas sistemáticos que puedan vincularse al estado de la piel.

Al mismo tiempo no solo se trabaja sobre la belleza; de igual modo que con la aplicación de acupuntura a nivel general, con la acupuntura estética en puntos concretos se logra la estimulación de las energías naturales del cuerpo, otorgándole beneficios añadidos.

Concretamente, es una técnica que verdaderamente funciona, dando a la piel una condición más suave y tersa y reduciendo la presencia de las arrugas, disminuyendo hinchazones, atenuando las bolsas bajo los ojos y las líneas de expresión facial, rebajando la tensión de la mandíbula y también recuperando a nivel de párpados, todo ello para conseguir un mejor aspecto facial cuando aparece el cansancio.