×

Categoría:

Fecha: 2 diciembre, 2010

Protocolos de tratamientos para la alopecia

Vanessa Bernal Barneto, M ª Luisa Recio García y Charo Jiménez González

El protocolo de los distintos tipos de alopecias es el mismo, con la peculiaridad de que en las circunscritas se debe insistir en la zona afectada y, en caso de complicaciones de pitiriasis, seborrea o hiperhidrosis, hay que incluir cosméticos con principios activos específicos para combatirla.

En el caso de existir seborrea o hiperhidrosis no es aconsejable el masaje capilar con el fin de no estimular las glándulas y se debe sustituir por el DLM y/o técnicas asociadas que estimulen el metabolismo celular y la irrigación sanguínea. Aunque hay autores que opinan lo contrario, aludiendo que el masaje ejerce una presión que provoca el vaciado de las glándulas sebáceas y sus conductos.

Necesidades cutáneas:
- Estimular el crecimiento del cabello.
- Provocar una vasodilatación localizada que aumente la nutrición del folículo piloso.
- Fortalecer y engrosar el cabello que nace.
- Controlar los efectos locales, en caso de que existan (seborrea, pitiriasis e hiperhidrosis), que debilitan y dificultan el crecimiento del cabello.
Frecuencia: 2 veces por semana.
Duración: 3 meses, que se irán modificando según los resultados obtenidos

Preparación de la zona:
Higienizar. Utilizando una mascarilla queratolítica o antiseborreica, en caso de pitiriasis o seborrea, respectivamente y/o un champú específico anticaída, aplicándolo de la forma tradicional o en seco para potenciar la acción de los principios activos. Estos productos se pueden alternar con exfoliantes de diferentes tipos.

Aplicar técnicas que mejoren la permeabilidad de la zona. La elección se realizará teniendo en cuenta otras alteraciones que pudieran existir. Se pueden aplicar:
• Calor seco o húmedo (siempre que no exista seborrea).
Alta frecuencia en efluvios.
• Radiaciones láser.
• Masaje por succión (ventosas).
Núcleo del tratamiento:
La elección de las técnicas se hará en función del estado que presente la zona. En general se pueden aplicar:
• Cosméticos con principios activos rubefacientes o nutritivos y en caso de coexistir otras alteraciones, los específicos, según se indican en la tabla siguiente:

La aplicación del cosmético se puede realizar directamente con un masaje o con la ayuda de corrientes de diatermia capacitiva, que potencian la acción del producto, además del efecto de la propia corriente. También se puede aplicar por medio de iontoforesis.

• Aplicar láser, pero siempre antes del producto.

• Otra técnicas apropiadas en las alopecias con las que se puede alternar son: las ventosas que ayudan a despegar el cuero cabelludo cuando se encuentra muy adherido al tejido subcutáneo y la oclusión. Realizar un masaje completo, insistiendo en las maniobras más indicadas en las alopecias que son:
- Movilización del cuero cabelludo.
- Masaje en la nuca y zona occipital para activar la circulación hacia la zona superior.
- Maniobras circulares en sentido ascendente.
- Pellizqueo sobre el cuero cabelludo.
- Alternar o complementar con drenaje linfático manual.

Asesoramiento:
Cada profesional aconsejará el tratamiento que crea más adecuado, pero en general se puede recomendar:

- Lavar el cabello con un champú específico, dejándolo actuar durante 5 minutos antes de aclararlo.
- Aplicar una loción específica, friccionando para extenderla y mejorar su penetración.
- Dar diariamente un automasaje durante 5 minutos, para activar la circulación de la zona mejorando la nutrición del bulbo. Una técnica sencilla puede ser la siguiente:
• Movilizar, intentando despegar el cuero cabelludo
• Realizar una fricción circular, presionando en sentido ascendente y apoyando los cuatro dedos de una mano.
• Realizar movimientos circulares con las yemas de los dedos de ambas manos, colocándolas en la zona occipital e ir ascendiendo hasta llegar a la zona frontal.
• Realizar el mismo movimiento pero colocando las manos a ambos lados de la cabeza y continuar en sentido ascendente hasta que se crucen los dedos en la zona superior.
• Realizar un pellizqueo sobre la zona superior del cuello cabelludo.
• Realizar grandes presiones con toda la mano.

TRATAMIENTO DE LAS ALOPECIAS

Tratamiento de la alopecia areata
El tratamiento para dicha alopecia es de competencia médica. Si en el salón de peluquería se presentaran un caso de alopecia areata, debemos recomendar a la persona afectada que acuda a un dermatólogo, sin alarmarla.

Normalmente el tratamiento suele ser a base de:
- Infiltraciones con corticoides
- Aplicación de rubefacientes, nieve carbónica y DNCP (dinitroclorobencepo)
- Vitaminas, aminoácidos azufrados y minerales como el cinc, se suelen dar como complementos por vía oral.

Tratamiento de la alopecia cicatricial
Al ser irreversibles su único tratamiento es el quirúrgico o el empleo de postizos y pelucas, como solución estética.

Tratamiento de las alopecias generalizadas adquiridas: Aunque en la mayoría de los casos el pelo se repone al suprimirse el agente nocivo o causa que lo provoca, podemos señalar un tratamiento complementario del médico:
- Aplicación de tónicos capilares, con propiedades estimulantes, vasodilatadoras y tróficos para el bulbo piloso.
- Aplicación de un buen masaje.
- Alta frecuencia y láser.

Tratamiento de las alopecias traumáticas
Los traumatismos físicos tales como tracciones excesivas y repetitivas pueden provocar alopecia. Este tipo de alopecias pueden ser de tres tipos, alopecias por tracción, alopecias por presión y tricotilomanía, (hábito de arrancarse el pelo).Para tratar este tipo de alopecias, hay que suprimir la causa que las provoca, es decir, si la presión o la tensión desaparecen, el pelo comienza a repoblarse, salvo que la acción responsable de la alopecia haya provocado una alopecia cicatricial definitiva. El tratamiento de la tricotilomanía es médico y a veces complicado. Frecuentemente ocurre que tanto los pacientes como familiares se resisten a admitir la naturaleza autoprovocada de las lesiones. Cuando se trata de casos leves se puede tratar de eliminar el hábito de manipular el cabello con el uso de guantes o poniendo aceite en el cabello. En casos más importantes se hace necesario el tratamiento psicológico o psiquiátrico.

Tratamiento de la los efluvios telógenos
Es una alteración del ciclo piloso que se manifiesta como una caída exagerada de pelos telógenicos normales.

Las causas de esta caída suelen ser estados carenciales o un estrés agudo ya sea físico o psicológico. También algunos fármacos pueden provocar este proceso. Las principales causas son:
- Dietas hipocalóricas e hipoproteicas.
- Posparto.
- Deficiencia de hierro y cinc.
- Enfermedades crónicas.
- Cirugía (grandes intervenciones y anestesias prolongadas).
- Estrés psicológico importante.
- Estrés físico agudo.
- Fármacos ( anticoagulantes, hipervitaminosis A …)

Para tratar esta alteración, además del tratamiento médico se puede realizar un tratamiento estético que ayude a la regeneración del cabello.

Podemos recomendar la aplicación de tónicos capilares con principios estimulantes, vasodilatadores y tróficos para el bulbo piloso. La aplicación de un buen masaje favorecerá la penetración de los activos y mejorará el estado del cuero cabelludo.

También será útil el empleo de la alta frecuencia capacitiva y del láser.

Tratamiento de la alopecia androgenética (AGA)
En la actualidad es mucho lo que se ha avanzado en el campo cosmético para poder resolverla.

Para el tratamiento de alopecia androgenética se aplicará:
- Masaje: produce un aumento de flujo sanguíneo. Para obtener resultados deben realizarse con asiduidad.
- Alta frecuencia diatérmica: tiene efecto vasodilatador y trófico.
- Radiación IR: el calor local actúa como vasodilatador y por tanto produce un aumento de riego sanguíneo al bulbo con el consiguiente aumento de nutrición del mismo.
- Láser He- Ne: aumenta también la vascularización y tiene un efecto trófico para el bulbo piloso.
- Cosméticos anticaída: se presentan en forma de champús, lociones y ampollas.

Como activos se emplean sustancias rubefacientes, vasodilatadoras, estimulantes y nutritivas.la lista de activos es muy extensa, como por ejemplo:
Vitaminas: B6, B5, A, F y H.
Extractos biológicos: placenta, líquido amniótico, sueros, tricopéptidos, etc.
Extractos vegetales: Ginkgo biloba, Panax ginseng, Arnica montana, Cinchona calisaya, etc.

Deja un comentario