Desaparece las varices con Láser Transdérmico

El láser transdérmico es una luz que se aplica sobre la piel, con características físicas muy especiales, que ejerce determinados beneficios terapéuticos de acuerdo a la fuente que la genere y al lugar en el que se la aplique. Consiste en la aplicación del láser para la eliminación de varices de forma percutánea, es decir, no invasiva, evitando inyecciones y vendajes. Actualmente existen diferentes láseres para este tipo de tratamiento siendo los láseres de diodo, los de elección. El tratamiento se hace en varias sesiones y en algunos casos hay que combinarlo con sesiones de escleroterapia (inyecciones).

En la terapia de varices con láser, se utiliza un dispositivo para entregar la energía láser sobre la piel de las varices superficiales. La energía del láser es absorbida por la sangre de las venas produciéndose un aumento de la temperatura local y el posterior cierre de las mismas (esclerosis o "secado"). De esta forma, se tratan en forma selectiva los vasos de pequeño calibre, de manera confiable y segura, dejando intacto el tejido circundante. Está indicado en el tratamiento de varices subdérmicas y telangiectasias. También se utiliza para el tratamiento de angiomas, lentigos solares, rosácea, fotorrejuvenecimiento, etc. El número de sesiones variará de acuerdo a la patología que presente el paciente, y a la superficie a tratar.

Para las varices de mayor calibre, es necesario a veces realizar tratamientos combinados con escleroterapia, logrando así la desaparición de las venas enfermas. Esto va a depender de la extensión de la patología. La escleroterapia y el láser son métodos complementarios. Ambos pueden realizarse en la misma sesión. Esta es una de las herramientas que ofrece la medicina moderna, disponible a costos razonables y con resultados altamente satisfactorios.

Para eliminar la mayoría de las arañitas y pequeñas varices serán necesarias de una a tres sesiones por área. Estos tratamientos se realizan a intervalos de 7 a 30 días, dependiendo de la piel y el problema tratado. En algunas ocasiones pueden ser necesarias sesiones adicionales.