Vampire Facelift

El llamado Vampire Facelift (tratamiento facial del vampiro) es, desde hace tiempo, uno de los tratamientos estéticos más populares en muchas clínicas de los Estados Unidos. Los doctores Ginny Leva y Paul Leva, del Vampire Facelift Queens, de Nueva York, explican la técnica.

El llamado Vampire Facelift (tratamiento facial del vampiro), creado por el doctor estadounidense Charles Runels, es, desde hace tiempo, uno de los tratamientos estéticos más populares en muchas clínicas de los Estados Unidos. 

Se realiza extrayendo la sangre del propio paciente y centrifugándola para obtener un plasma rico en plaquetas que, luego, es inyectado en su rostro.

Como el plasma estimula la formación de colágeno, se consigue rejuvenecer la piel, devolviéndole luminosidad y eliminando las arrugas de expresión del rostro. 

Los doctores Ginny Leva y Paul Leva, del Vampire Facelift Queens, de Nueva York, explican la técnica. 

Cómo se hace el Vampire Facelift

La escencia interna de la propia sangre del paciente contiene factores de crecimiento de proteinas fundamentales y de vida diseñados para restaurar y fortalecer su piel.

1) Se extrae una cantidad de sangre similar a la que se requiere para un análisis básico de laboratorio. 
2) Luego, se coloca la sangre en una centrífuga y se la hace girar de manera rápida para separar las plaquetas de los otros componentes sanguíneos. 
3) Esperar la activación del plasma rico en plaquetas para poder extraer, al menos, ocho distintos factores esenciales de crecimiento y proteínas de señalización. 

El plasma rico en plaquetas es una tecnología regenerativa que permite desplegar y aprovechar distintos aspectos de su propia bioquímica. 

Los factores de crecimiento activados no sólo sabrán instintivamente cómo reparar y fortalecer el tejido específico de donde residen, sino que, como todos los constituyentes obtenidos en PRP, son exclusivamente del paciente (autólogos en su origen). 

Los efectos

- Factor de Crecimiento Epidermal: juega un papel importante en la regulación del crecimiento celular, en la proliferación y diferenciación durante la fase de remodelado. Estimula la producción de keratinocita y células fibroblastos.
- Transformación de los Factores de Crecimiento: promueve la angiogénesis, que es el proceso fisiológico que tiene que ver con el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos.
- Factor de Crecimiento Vascular Endoteliales: una importante proteína de señalización, relacionada tanto con la vasculogénesis como con la angiogénesis, el crecimiento de vasos sanguíneos a partir de vasos preexistentes.
- Factor de Crecimiento de Fibroblastos: promueve la angiogénesis, la granulación y la epitelización para el intrincado proceso de autoreparación de la piel luego de una herida.
- Factor de Crecimiento Derivado de Plaquetas: atrae macrófagos y fibroblastos hacia la zona de daño. Promueve el crecimiento de colágeno y la síntesis de proteoglicanos.
- Interleuquinas, macrófagos, queratinocitos, células endoteliales, linfocitos, fibroblastos, osteoblastos y basófilos: activa la diferenciación fibroblástica. Induce la síntesis de colágeno y proteoglicanes para producir células saludables y la reparación de tejidos dañados.
- Factor de Estimulación de Colonias: estimula la proliferación de granulocitos y macrófagos para el crecimiento de tejido saludable y células sanguíneas.
- Factor de Crecimiento de Queratinocitos: la migración de los queratinocitos, la diferenciación y la proliferación mejoran directamente la curación de las heridas y generan nuevas células.