Criomasaje

Se conoce como la aplicación del masaje local por medio del hielo u otro agente que conserve la temperatura fría. Es un masaje que se aplica a lo largo de la masa muscular en fricción lenta y mantenida, que se desliza paralelamente a las fibras musculares dolorosas.

Efectos

Vasoconstricción: A nivel de la circulación dermica, con palidez (efecto vasomotor) y sensación desagradable al inicio que desaparece luego.
Termo analgesia: Se da en la superficie por bloqueo de las fibras A, B y C.
Disminución del umbral doloroso por bloqueo de la conducción de los impulsos nerviosos por inhibición de las terminaciones nerviosas sensitivas y motoras.
Disminución de la circulación local (disminuye el flujo pero aumenta la presión).
Efecto rebote a los 7-8 minutos aproximadamente.
Disminución de la inflamación y del edema local ya que mejora la absorción del liquido intersticial.
Disminución del hematoma por vasoconstricción y reducción del flujo.
Rompe el círculo: dolor-espasmo-dolor lo que permite un mejor estiramiento pasivo y activo del músculo, la fascia y el ligamento.
Aumenta la contracción isométrica y la extensibilidad muscular.

Método de aplicación

Se recomienda que la pesión que se aplique vaya aumentando conforme avanza la sesión.
Se utilizarán técnicas de roces y fricciones.
Se realizan movimientos suaves y longitudinales sobre los músculos.
Los movimientos circulares y longitudinales se aplican sobre puntos gatillo o muy localizados.
El tiempo de duración es de 5 o 10 minutos, 15 minutos como máximo debido al efecto rebote.
Se recomienda que la aplicación de este masaje sea de sesiones diarias.
Otra buena recomendación es que después del criomasaje se realice un retorno venoso, principalmente en casos de deportistas, para mejorar la circulación linfática y el despacho de sustancias de desecho del cuerpo.
Es importante que siempre se seque la zona luego de que se pasa con el agente frío para no desviar el estimulo por las gotas de agua.

Formas de aplicación

• Criomasaje húmedo: Aplicación directa del agente frío sobre la piel. Es la forma más efectiva.
• Criomasaje Seco: Aplicación mediante un paño o una toalla entre la piel y el agente frío.
• Técnica CRICER: Crioterapia-compresión-elevación-reposo.

Precauciones

Quemaduras por exceso en el tiempo de aplicación.
Exceso de anestesia que disfraza la lesión y se reanude la actividad produciendo agravamiento de la lesión.
Alergia.
Intolerancia al frío.

Indicaciones

Mialgias
Contractual musculares
Tendinitis
Dolor local
Contusiones
Esguinces
Espasmos
Inflamaciones articulares
Puntos gatillo